LA SOLEDAD DE LA VÍCTIMA

LA SOLEDAD DE LA VÍCTIMA

Abogados en Maracena, especialistas en Violencia de Género

NO ESTÁS SOLA.

A raíz de la nota de prensa del día 10 de julio de 2019 del CGPJ, sobre una Sentencia que “destaca la gravedad en los casos de malos tratos del “silencio cómplice” del entorno de la víctima y el “acoso cómplice” del entorno del agresor” me venía a la mente una conferencia reciente en el Colegio de Abogados de Sevilla de D. José Ángel Lozoya Gómez, Fundador de Foro y Red de Hombres por la igualdad, en la que venia a exponer con crudeza como en ocasiones cuando se va a denunciar y no se cuentan con los apoyos y medios suficientes, es necesario mentalizar a la víctima de violencia machista de lo que se le viene encima, e incluso buscar otras alternativas a la denuncia, al menos, hasta asegurar su seguridad.

La victimización secundaria es un perjuicio real, es el sentimiento de ser juzgada, de no ser creída, de tener que repetir y recordar una y otra vez una experiencia terrible y de ser expuesta, en definitiva a más violencia indirecta y directa. Es un hecho que los abogados y abogadas tenemos que tener presente desde el minuto uno. Por eso ya en la LO 4/2003 se establece el derecho de las víctimas de violencia de genero a contar con asesoramiento jurídico antes de la presentación de la denuncia.

El tribunal Supremo en la Sentencia “indica que la falta de denuncia de hechos previos por la víctima no puede convertirse en dudas acerca de su credibilidad por su denuncia tardía y destaca los problemas ante la presión ejercita por el entorno del autor”

Ante ello, el Tribunal Supremo afirma que es una valoración sumamente importante (la de los Tribunales de enjuiciamiento respecto de la declaración de la víctima) “a los efectos de hacer notar la situación de soledad de muchas víctimas de violencia de género que se encuentran solas ante el maltrato que sufren. Y lo están ante su agresor, por descontado, pero lo más grave es la soledad en la que se encuentran ante su propio entorno y el entorno del agresor, ya que ello es lo que provoca y coadyuva al silencio de las víctimas ante el maltrato. Esta situación provoca que en muchos casos las víctimas no denuncien, o si lo hacen, si perciben esta falta de apoyo de su entorno, o, incluso, la presión del agresor, se amparen en el art. 416 LECRIM para negarse a declarar, lo que viene a operar a favor del agresor”.

La violencia género que podemos combatir los abogados, y las medidas civiles y penales que el ordenamiento pone a nuestro servicio al fin y al cabo son las medidas contra los ataques mas violentos y puntuales pues denuncia o el procedimiento penal es la “punta del iceberg” de una estructura machista y un entorno agresor de maltrato.

En este enlace podéis encontrar información actualizada del Consejo General del Poder Judicial al respecto.

Para cualquier duda o consulta relativa a Violencia de Género, no duden en contactar con Casado-Marín Abogados, sus Abogados en Maracena.